Posted tagged ‘Fotografía’

Completando el equipo fotográfico

marzo 10, 2009

Poco a poco voy completando el equipo fotográfico, paso a paso…

Hace poco me hice con un nuevo objetivo el Nikkor 55-200 mm VR y aunque no he tenido todo el tiempo del mundo para probarlo, no estoy descontento con los resultados que me está dando por ahora.

Añadí también mi primer filtro “útil” al equipo. Hasta ahora sólo había tenido los UV para proteger los objetivos, y decidí hacerme con un polarizador que estoy empezando a descubrir poco a poco, pero por ahora con bastante buen resultado.

Y claro… todo esto hay que meterlo en algún sitio ¿no? así que como mi pequeña bolsa se queda escasa para llevar mi equipo pues a cambiarla … en este caso por una Kata DR 466 donde me entra todo perfectamente.

¿Qué será lo próximo? pues tengo muchas cosas en la lista de “deseables” veremos si con el tiempo y ahorrando se pueden convertir en “factibles”. Entre otros quiero hacerme con un objetivo de focal fija de 50 mm probablemente con una apertura de 1.8, los de 1.6 o 1.4 se disparan de precio. Un tripode… Un nuevo flash… Nuevos filtros… esto es un suma y sigue, ¡menudo vicio !

Flujo de trabajo con los RAW

marzo 10, 2009

Desde que compre mi Nikon D-80 hace ya unos meses estuve probando varios programas para retoque y organización de la biblioteca fotográfica y a día de hoy tengo más o menos establecido un flujo de trabajo con los RAW, formato que utilizo ahora en todo momento.

En primer lugar, una vez descargadas las fotos al ordenador con el programa de Nikon, hago una primera revisión rápida con el View NX o con el Adobe Bridge y descarto y borro las que no me gustan.

Una vez tengo hecha esta primera criba hago una copia exacta de la carpeta con los RAW en un disco duro externo, de este modo ya tengo un respaldo de mis “negativos digitales”.

Ahora toca la fase del revelado puro y duro, para ello y después de muchas pruebas e indecisiones, utilizo el Capture NX 2. Con ningún otro programa he podido sacar los resultados de color de mis RAW como con este programa para la Nikon, aunque tengo que reconocer que los de Aperture o Camera Raw no son malos…

¿Cómo hago el revelado? tengo unos pequeños ajustes grabados en el NX 2 para aplicar una ligera máscara de enfoque y los niveles automáticos para ajustar brillo y contraste de las fotos que aplico directamente sobre los RAW volviendo a grabarlos en el mismo formato. Estos cambios son no destructivos, así que nuestra foto original sigue estando ahí por si queremos volver a ella. Una vez procesadas las fotos con estos ajustes y grabadas en RAW las miro en el View NX para ver si los cambios son adecuados, o si por el contrario tengo que retocar alguna foto de forma más específica, en este caso la vuelvo a abrir con el NX 2 y vuelvo a grabarla en RAW con los nuevos ajustes.

Una vez finalizados todos los ajustes en los RAW los exporto en un proceso por lotes a JPG, esto se puede hacer de forma desatendida. Grabo las fotos en la carpeta definitiva manteniendo el nombre de la carpeta y de los archivos originales para poder siempre encontrar su “negativo” en el respaldo del disco duro externo por si quiero hacer un nuevo revelado de alguna en el futuro.

Antes de borrar estos RAW “revelados” abro el Aperture e importo todos los nuevos JP y compruebo que todos sean correctos, si es así borro definitivamente los RAW de mi disco duro, dejando solo la copia en el externo.

En Aperture si el revelado ha sido bueno no tengo necesidad de hacer más ajustes exceptuando alguna nueva versión de la misma foto pasada a B&N por ejemplo. Ya sólo me queda “tagear” las fotos para tener la biblioteca lo más organizada posible y llegado el caso puntuarlas y elegir algunas para llevar a mi tienda fotográfica y hacer un revelado “tradicional” a papel.

Desde Aperture siempre tengo la posibilidad de exportar a Photoshop para hacer algún retoque específico, como por ejemplo “borrar del mapa” una grúa que estropeaba una foto o cosas similares que no hago durante el revelado del RAW por que no consigo los mismos resultados que con el Photoshop. Una vez acabado el retoque Aperture ya reimporta la nueva imagen como versión de la original.

Como veis el Aperture lo utilizo prácticamente sólo como catalogador de fotos, con lo que podría utilizar perfectamente el iPhoto sobre todo con su nueva y mejorada versión 09 que no está nada mal y me he planteado volver a usarlo por este motivo, pero el Aperture me da muchas más opciones que el iPhoto no me da, y desde luego como catalogador es muy superior, aunque no me gusta como hace algunas cosas.

Creo que el Aperture esta infravalorado por mucha gente cuando puede ser una solución bastante válida para muchos. A ver si me animo a escribir de vez en cuando algún post sobre cosas específicas de Aperture, que eso de los screencasts me quedan de momento demasiado grandes… que ya me lio montando un video de fotos con iMovie 09 como para pensar en cosas mayores ! Tendré que pedirle ayuda con estos menesteres a los expertos en la materia.

El flujo de trabajo es bastante complejo y utilizo varios programas cuando en realidad podia haber solucionado todo con uno sólo como Aperture o Lightroom y sin falta de grabar las fotos a JPG, pero después de mucho probar, con el que consigo los mejores resultados finales en la fotografía es con este sistema. Tengo que decir que utilizo un iMac Core Duo (OJO no Core 2 Duo) y 2 Gb de RAM (el max. que admite) y que los programas se mueven con bastante soltura, el más lento es probablemente el Capture NX 2, pero todo el mundo se queja de lo mismo… así que se pueden usar perfectamente con los equipos más recientes y con los nuevos procesadores.

El “revelado” digital

noviembre 13, 2008

Desde la adquisición de mi Nikon D80 no he parado de leer y leer y aprender muchas cosas nuevas sobre la fotografía digital. ¡Bendita ignorancia! Con lo bien que estaba uno con su compacta haciendo fotos en JPEG y sin retocar ni revelar, organizado en eventos en el iPhoto sin más complicaciones y se mete uno de lleno en el mundo del RAW y del revelado digital.

Cuanto más leo más complicado me parece todo. Hasta ahora me manejaba de sobra con el iPhoto, no necesitaba nada más, pero ahora con los RAW se queda un poco corto, hay que reconocerlo, así que toca buscar otro programa para este tipo de archivos y para catalogar las nuevas fotos y por supuesto volver a catalogar todas las viejas, con el trabajo que eso supone. Así que uno se arma de paciencia y empieza a leer y probar programas. En mi caso concretamente tres: Aperture, Nikon Capture NX 2 y Adobe Lightroom. Uno cree que tiene más o menos elegido el flujo de trabajo con las fotografías pero se encuentra con algunas sorpresas como la que os voy a contar. En mi caso tenía pensado catalogar directamente los RAW con Aperture o Lightroom y sólo exportarlos a TIFF o JPG cuando fuera necesario para enviar por mail, subir a una web etc. Estos programas hacen modificaciones no destructivas sobre el RAW pudiendo volver siempre al archivo original y pudiendo revelarlos cuantas veces queramos. Así que la decisión parecía sencilla, con este flujo de trabajo descartaba el Nikon Capture NX 2 puesto que no puede catalogar las fotografías y sirve sólo como revelador, asi que sólo me quedaban dos programas para decidirme, Lightroom o Aperture…

Pero cual es mi sorpresa cuando empiezo a leer en foros que el revelado con el NX 2 es muy superior al de otros programas al ser el propio de Nikon, interpretando mejor los colores y pudiedo exprimir más los archivos RAW. Así que me decidí a hacer una prueba. Revelé el mismo archivo RAW con los tres programas, sin “modificarlo” dejandolo tal cual lo abre el programa, y este fue el resultado:

Aperture:

NX 2

Lightroom

A priori los colores revelados con el NX 2 parecen mucho más saturados, sobre todo los azules y verdes, que los revelados con los otros dos programas, especialmente el de Aperture que tiene los colores más apagados de los tres. Pero aquí no acaba la sorpresa, leyendo en los foros se comenta que cada programa interpreta el RAW de forma distinta, es decir aún dejando los archivos en “bruto” sin “modificaciones” el propio programa hace una interpretación distinta. Así que me puse a comprobar en Aperture los tres JPG resultantes comprobando las zonas quemadas en cada una de ellas, y este fue el resultado:

En la foto el Aperture corresponde a la fotografía izquierda, el NX 2 a la central y el Lightroom a la derecha. Las altas luces aparecen en rojo y las bajas en azul. Como podreis apreciar son diferentes los resultados obtenidos del mismo archivo.

Dando también por supuesto 3 histogramas diferentes:

Aperture


NX 2


Lightroom

En definitiva, yo que pensaba que poco a poco iba teniendo más claro que programas y que flujo de trabajo iba a aplicar y ahora estoy peor que al principio, ¡bendita ignorancia!, así que está todo como estaba, las nuevas fotos sacadas con la D80 en formato RAW sin catalogar con ningún programa y la vieja biblioteca del iPhoto con una ligera criba (vease limpieza y borrado de algunas fotos) esperando que me decida a moverla a otro programa…

Seguiré investigando, que remedio, y ¡seguro que me liaré todavía más! Os mantendré informado de mis “avances” si es que se producen…

Mi Nikon D80

noviembre 5, 2008

Tras muchos años alejado de la fotografía reflex he vuelto a retomarla. Atrás queda mi vieja Nikon F90 que tantas satisfacciones me dio en el pasado y que fue sustituida por una compacta Kodak DX7590 de la que me atrajo en su día el potente zoom que tenía y sobre todo su tamaño.

Esta Kodak es ideal para cierto tipo de cosas, por su comodidad y versatilidad, pero se quedaba algo pequeña para hacer determinado tipo de fotos. Lo cierto es que las fotos que saqué con ella no están nada mal, con sólo 5 megapixeles se consiguen buenos resultados, sobre todo para utilizarlas en el ordenador que es lo que más hacía. En ningún caso es comparable a una reflex, para lo bueno y para lo malo.

Con la salida de la nueva Nikon D90, empezaron a aparecer las ofertas de la D80 para ir liquidando los stocks, cosa que mucha gente aprovechó y aún a día de hoy sigue aprovechando. La oferta: el Kit con el objetivo 18-55 mm y el VR (estabilizador de imagen de Nikon). El precio: 599 € en la mayoría de las grandes superficies.

Antes de decidirme por la Nikon D80 estuve informándome sobre varios modelos, tanto de Nikon como de Canon. Principalmente elegí Nikon para poder utilizar uno de mis antiguos objetivos de la F90 y el flash, que aunque no puedo usar en TTL sí me vale en modo automático o manual. Así que una vez elegida la marca quedaba por elegir el modelo. El precio de la D80 fue determinante, una buena cámara aunque no sea último modelo a un buen precio, muy superior a la D40 o D60 y similar en aspecto a mi antigua F90… La última prueba fue ir a la tienda a “toquetar” las cámaras en directo. Sin duda la D80 se ve más robusta que la D40 o D60, además de tener un agarre muy cómodo, para mi mucho más comodo que las Canon que se acoplan tan bien a mi mano.

Una vez decidido por modelo y marca sólo me quedaba ir a por la cámara, aunque al principio las tenían agotadas, en sólo 3 días me llamaron para avisarme de que podía pasar a recogerla…

El kit incluía también una tarjeta SD de 2Gb sin marca, y le añadí a la óptica un filtro UV para protegerla. Por fin la tenía en casa y sólo quedaba ver todo con calma…

Contenido: cuerpo de la Nikon D80, obejtivo Nikkor 18-55 mm VR, cable USB, cable para la TV, cable de toma de corriente, base para batería, batería, correa para la cámara, manual, programa Capture NX2 de prueba para 30 días y una tarjeta para apuntarse al club nikonistas, que incluye un curso online de fotografía.

Al día siguiente tuve la oportunidad de estrenar la cámara en una boda, sin poder leerme siquiera el manual. Así que no me compliqué demasiado y tirando del modo AUTO y el programa P solvente la jornada sin problemas.

Las fotos tiradas todas en JPG, por que para mi el RAW es “ese gran desconocido”, lo mismo que el postprocesado de las fotografías y ahí es donde viene mi “calvario” particular, pasar de usar unos simples JPG y mi querido iPhoto para clasificar mis fotografías a descubrir un mundo totalmente nuevo para mi, los RAW y el proceso de revelado digital, pero eso es otra historia que prometo contar algún día, sobre todo para la gente que como yo no tiene ni idea de todo esto.

Resumiendo, apenas llevo 2 semanas con la cámara, teniendo algo de experiencia con cámaras reflex resulta bastante sencillo hacerse con los controles básicos. Ergonómicamente me parece fantástica, se acopla a mi mano igual que un guante, los controles bastante accesibles y no amontonados, haciendo que sea cómoda su manipulación. Me sorprendió muchísimo la velocidad de disparo de la cámara sin tener que esperar para tomar la siguiente fotografía como me ocurre con la Kodak, uno se ciega a disparar sin darse cuenta, y de una sólo motivo acaba casi haciendo un book fotográfico. Mirar por el visor y ver la imagen real es algo fantástico. La calidad de las fotografías es realmente buena, así como la pantalla para verlas. Los menús bastante intuitivos y flexibles. Una cámara que te da muchas posibilidades para “enredar” y probar varias combinaciones diferentes a tu antojo.

Aún no he terminado de leer el manual, ya va quedando poco, pero cada día que leo descubro alguna cosa nueva que desconocía. No deja de sorprenderme. Para los usuarios de cámaras Nikon, reflex o no, os recomiendo que visiteis la página de Thom Hogan donde podréis encontrar guías de varios modelos de esta marca, así como interesantes artículos. Eso sí armaros de paciencia para leer en inglés y con calma; la guía de la Nikon D80 consta de más de 700 páginas… cuando el manual de la propia cámara no llega ni a 150.

Si tenéis alguna consulta sobre esta cámara no dudéis en preguntarme, intentaré dentro de mis escasos conocimientos resolveroslas.