Posted tagged ‘redes sociales’

Redes sociales, algunas reflexiones

julio 16, 2010

Las redes sociales están cada vez más de moda. Es un fenómeno que ha tenido su auge desde hace unos pocos años. Ahora mismo nos podemos encontrar redes sociales de todo tipo y para todos los gustos, incluso hasta para “infieles“.

En la mayoría de los casos, estas redes sociales son gratuitas, pero muchas llevan detrás un coste importante en cuanto a servidores, personal, mantenimiento, programación…, así que ¿cómo ganan el dinero para mantener el servicio?

Somos nosotros, los usuarios, el activo principal de estas empresas. Facebook acaba de llegar a los 500 millones de usuarios, y eso es un activo muy grande. Si lo pensamos, supera con creces la población de casi todos los países, incluso de todos los países de la Unión Europea juntos.

Pero, ¿por qué son tan importantes los usuarios? ¿cómo podemos ser activos de una empresa sin gastar ni un sólo céntimo en ellas? Ni más ni menos que por nuestros datos. Facebook y similares son una mina de oro en cuanto ponemos nuestros datos personales, edad, lugar de residencia, gustos personales. De pronto los usuarios nos convertimos en “targets” para la publicidad, objetivos para campañas específicas, estudios de mercado… Cuantos más datos demos, más precisa será la visión que tengan de los mercados, y eso vale mucho dinero.

Nos “engañan” ofreciéndonos cosas gratuitas, servicios que nunca hemos necesitado, pero a los que todos nos enganchamos, formas de comunicación con los amigos… y poco a poco van sacando nuestra información tan valiosa.

Ahora mismo Facebook tiene más trafico que el buscador más laureado de los últimos años, Google.

Hace muchos años cuando esto de internet estaba apenas empezando, se tendía a evitar poner datos reales en la red, era lo más recomendable. El “gran hermano” siempre estaba al acecho, vigilando, controlando todos nuestros movimientos en la red. Ahora tendemos justo a lo contrario, ponemos nuestros nombres y apellidos, creamos nuestra “marca personal”, queremos ser conocidos, pero no sólo eso, también ponemos nuestras direcciones reales donde vivimos, las ciudades, incluso nuestros números de teléfono fijos y móviles y mucha gente puede acceder a ellos. Hemos pasado de restringir al máximo la información que proporcionábamos a darla libremente a cualquiera.

No sólo damos nuestros datos, si no que además decimos en todo momento, donde estamos como en Twitter o Foursquare, que estamos haciendo, en que bar hemos tomado la última copa, o en que nuevo restaurante hemos degustado nuestra última comida.

¿Hemos perdido el miedo a la red? ¿Es acaso más segura que antes? Sí a la primera pregunta, aunque no creo que hayamos perdido el miedo a la red, si no más bien le hemos perdido el respeto. Nuestros datos son muy sensibles, y los andamos “regalando” libremente a cualquiera confiando en que son seguros, cuando en realidad nunca lo son al 100%. Sin ir más lejos Twitter dejó a la vista en alguna ocasión los DM, que se supone que sólo puede ver el usuario que los recibe. Así que la red sigue siendo igual de insegura que antes… pero aún así nosotros seguimos dando nuestros datos en las redes sociales.

A través de las redes sociales podemos conocer mucho de otras personas, aun no conociéndolas personalmente podemos saber donde residen, incluso el barrio, con las fotos publicadas podemos saber que lugares frecuentan, que tipo de comida les gusta, gustos musicales, vehículos que conducen, cuanto y en que gastan… las posibilidades son infinitas, y las empresas lo saben.

La información es poder, y veremos una dura batalla entre las empresas de redes sociales durante los próximos años para poder acceder a toda esa información de forma gratuita, como lo hacen ahora, para posteriormente venderla a terceros en formas de campaña de publicidad, estudios de mercado, etc.

¿Estamos enriqueciendo con nuestros datos a terceros? ¿recibimos a cambio algo justo? ¿estamos perdiendo parte de nuestra privacidad en todo esto?

Anuncios